El albendazol parece disminuir el riesgo de convulsiones en niños con neurocisticercosis

Castañeda-Delgado ML, Pérez-Gaxiola G

Escenario clínico

Acude a la sala de Urgencias un niño de 12 años debido a una crisis convulsiva. Es la primera vez que convulsiona y después de su abordaje diagnóstico se descubre que tiene cisticercosis cerebral. Como parte del manejo se le inician esteroides y anticonvulsivos y se cuestiona si el agregar albendazol sería de utilidad.

Pregunta clínica estructurada

¿En pacientes con neurocisticercosis, el uso de albendazol comparado con placebo, disminuye el riesgo de convulsiones posteriores?

Búsqueda bibliográfica

Realizando una consulta rápida a través del metabuscador Tripdatabase (www.tripdatabase.com), con las palabras clave cysticercosis, seizures y albendazole, encontramos una revisión sistemática de Del Brutto, et al., relevante para nuestra pregunta.

Resumen de la evidencia

Screen Shot 2013-08-14 at 10.25.18 AM

Comentarios

La revisión sistemática realizada por Del Brutto, et al., incluye estudios en niños y adultos, con lesiones compatibles con neurocisticercosis (viables y no viables) y analiza 2 resultados principales: la resolución de las lesiones y la recurrencia de convulsiones. Este segundo resultado es el que nos interesa para el paciente.

Los autores no buscaron ensayos a través de EMBASE, lo que podría ocasionar un sesgo de publicación. Sin embargo, sí incluyeron bases de datos como LILACS que abarca revistas en poblaciones con alta prevalencia de cisticercosis (Latinoamérica).

Hubo 4 ensayos que analizaron la eficacia del albendazol para disminuir el riesgo de convulsiones. Los 4 incluían pacientes pediátricos, 3 de ellos eran de buena calidad, y no existía heterogeneidad importante que no permitiera combinar los resultados. El OR combinado para recurrencias de convulsiones fue de 0.36 (IC95% 0.21 a 0.62), lo cual significa, de manera gruesa, que los pacientes que reciben albendazol tienen aproximadamente dos tercios menos de probabilidad de tener convulsiones contra los que no reciben esta terapia.

Hay poca descripción en cuanto a los efectos adversos del albendazol en los ensayos incluidos, pero al parecer fueron frecuentes la náusea, la cefalea, y el dolor abdominal. Ninguno de los ensayos fue suspendido a causa de efectos secundarios.

En conclusión, en pacientes con neurocisticercosis, el albendazol tiene un efecto protector para prevenir futuras convulsiones. La duración del tratamiento varía entre los ensayos y tal vez tenga que individualizarse.

Evaluadores
Dra. María Luisa Castañeda Delgado.
Dr. Giordano Pérez Gaxiola.

Fecha de creación: 24/04/2009.

* Cómo citar este artículo: Castañeda-Delgado ML, Pérez-Gaxiola G. El albendazol parece disminuir el riesgo de convulsiones en niños con neurocisticercosis. Paediatr Mex 2009;1:23-24. 

Referencia bibliográfica

1. Del Brutto OH, Roos KL, Coffey CS, García HH. Meta-analysis: Cysticidal drugs for neurocysticercosis: albendazol and praziquantel. Ann Intern Med. 2006;145:43-51.