Implementación y evaluación del uso de un ambiente virtual de aprendizaje en una residencia de pediatría

Pérez-Gaxiola G, Esquivel A

Resumen

Los programas académicos de las residencias presentan obstáculos frecuentes para cumplirse: largas horas de trabajo, trabajo asistencial durante horarios de clases, rotaciones foráneas, vacaciones en tiempos diferentes, disponibilidad de profesores. Los ambientes virtuales de aprendizaje proveen recursos académicos disponibles las 24 horas del día, en cualquier lugar con acceso a internet. 

En el presente escrito se describe la implementación y la evaluación del uso de un ambiente virtual de aprendizaje en la residencia de pediatría de un hospital público en México.

Después de 15 meses de implementación se realizó una encuesta sobre la percepción por parte de los residentes acerca de la plataforma. Las respuestas indican la aceptación, la facilidad de uso y la utilidad de dicha herramienta, como complemento a la educación presencial.

Palabras clave: educación médica, educación en línea, residencia.

* Cómo citar este artículo: Pérez-Gaxiola G, Esquivel A. Implementación y evaluación del uso de un ambiente virtual de aprendizaje en una residencia de pediatría. Paediatr Mex 2008;1(2):43-46.

 

Introducción

En México, los programas académicos de las residencias médicas se formulan en acuerdo con la Norma Oficial Mexicana para la Organización y el Funcionamiento de las Residencias Médicas (1), y a su vez, se basan en el Plan Único de Especialidades Médicas. Los programas académicos son creados y adaptados por el hospital o institución que va a ofrecer la residencia, son revisados por una universidad que lo avale, y posteriormente son implementados. El objetivo obvio de estos programas es que los residentes tengan una guía con objetivos de aprendizaje a cumplir durante su entrenamiento. En la realidad, las largas horas de trabajo, el trabajo asistencial durante horarios de clases, las rotaciones foráneas, y las vacaciones en tiempos diferentes, hacen que el seguimiento, por parte de los residentes, de un programa académico y el monitoreo, por parte de las instituciones educativas, sean tareas difíciles de cumplir.

El Hospital Pediátrico de Sinaloa “Dr. Rigoberto Aguilar Pico” (HPS) es una institución pública de 72 camas censables y es uno de los hospitales de referencia del Estado y regiones aledañas. Se atienden alrededor de 30,000 niños en urgencias al año y se hospitalizan aproximadamente 3500 pacientes en los diferentes servicios. Ofrece residencias de pediatría, oncología pediátrica y neonatología. Cuenta con una plantilla de 7 profesores titulares de dichos programas y 68 médicos adscritos que fungen como profesores de 25 residentes.

Durante el año 2006, la asistencia a clases por parte de los residentes del HPS variaba entre 50 y 90% (2). Además, al igual que en años previos, las clases no siempre seguían el programa académico ya que eran dependientes de la disponibilidad del médico/profesor correspondiente.

Los ambientes de aprendizaje virtual (VLE, por sus siglas en inglés, Virtual Learning Environments) proveen de una plataforma para desarrollar un programa académico que pueda ser seguido sin importar el tiempo o el lugar. Los VLE permiten el acceso a los contenidos de forma asincrónica por parte del usuario vía internet. De esta manera, pueden complementar la educación que el residente recibe al estar atendiendo pacientes, con información actualizada y disponible las 24 horas. Se describe a continuación la implementación de un VLE y la evaluación de su uso en la residencia de pediatría de un hospital público en Culiacán, Sinaloa, México.

Material y métodos

Como se ha expresado por Carley et al (3), un VLE ayuda a administrar cursos que están siempre disponibles vía Internet, dotando de una plataforma para almacenar contenidos, calendarizar actividades y monitorizar el progreso de un residente o estudiante, dentro de un programa académico. El HPS seleccionó la plataforma Moodle® (4) principalmente por su demostrada eficacia y amplio uso a nivel mundial en escuelas y universidades, incluyendo facultades de medicina (5), y por el bajo costo de operación al ser una plataforma de código abierto (open source).

Para proveer a los residentes de un programa académico con información relevante y actualizada, utilizamos Moodle® para crear 4 cursos principales con varios foros secundarios. Los cursos se diseñaron con objetivos particulares en mente:

Pediatría Ambulatoria: incluye tópicos relacionados al cuidado ambulatorio del paciente pediátrico. Contiene artículos de revisión y originales, diapositivas de presentaciones de profesores, enlaces a otros sitios web (ej. guías clínicas, calculadoras, etc.), y archivos multimedia (fotos y video). El curso está diseñado para que el residente tenga la información disponible las 24 horas y pueda irse acreditando dentro del programa. Después de atender un paciente, el residente puede estudiar la patología con los recursos de la plataforma, contribuir en el manejo del niño, y a su vez se autoevalúa y acredita en línea. El flujo de trabajo sugerido para que la actividad académica esté ligada al trabajo asistencial se plantea en la Figura 1.

Screen Shot 2013-08-14 at 9.12.06 AM

Pediatría Hospitalaria: curso diseñado de manera similar a Pediatría Ambulatoria, pero con tópicos más relacionados al ámbito hospitalario (cirugía, urgencias, terapia intensiva, etc.)

Portafolio: el portafolio sirve como una herramienta importante de retroalimentación continua. Contiene exámenes semestrales, calificaciones de servicios hospitalarios y foros de retroalimentación directa con el jefe de enseñanza y los profesores titulares. Finalmente, contiene una bitácora de procedimientos, donde el residente cumple con los procedimientos mínimos sugeridos para su especialidad.

Investigación: todas las actividades relacionadas con las tesis de la especialidad y con los trabajos de investigación adicionales se encuentran dentro de este curso. Incluye las normas éticas y guías de investigación del HPS y el calendario de entrega de avances.

Se decidió realizar, por parte del Departamento de Enseñanza del HPS, una encuesta dirigida a obtener las percepciones del residente en cuanto a la implementación y uso de la plataforma. Tomando en cuenta encuestas similares (6), se diseñó un cuestionario de 12 preguntas abordando los siguientes temas: facilidad de uso, utilidad del acceso a información disponible las 24 horas, seguimiento del programa académico, registro y monitoreo de actividades académicas, y comunicación entre residentes y profesores.

Después de 15 meses de haber instalado Moodle® en el HPS, se aplicó la encuesta a los residentes que habían trabajado antes y después de la implementación. En total fueron 12 residentes (los 7 residentes de 3er año en ese momento, y 5 de los 7 pediatras recién graduados). Dos pediatras egresados no pudieron ser contactados. Las preguntas fueron respondidas en una escala de Likert del 1 al 5 (1: completamente en desacuerdo. 5: completamente de acuerdo).

Resultados

La Tabla 1 muestra las respuestas a la encuesta realizada. La mayoría de los residentes respondieron con puntajes cercanos a 5 (4.83 para facilidad de consultar un tópico, 4.91 para facilidad de consultar información actualizada) a la pregunta acerca de la facilidad de uso de la plataforma y a la disponibilidad de información actualizada y útil para su residencia. Hubo puntajes intermedios (3.83) en cuanto a si se lograba una mejor comunicación con los profesores, pero respondieron con un puntaje de 4.58 respecto a una mejor comunicación con el jefe de enseñanza.

Screen Shot 2013-08-14 at 9.12.22 AM

Aparte, en la misma encuesta, los residentes respondieron acerca de cuáles herramientas disponibles en la plataforma les son más útiles para su educación: los archivos de texto completo (revisiones, guías clínicas, artículos originales, etc.) fueron considerados los de mayor utilidad (12/12 residentes). Después de los archivos de texto completo, fueron considerados útiles los foros de discusión (9/12), archivos multimedia (8/12) y los exámenes y tareas (7/12).

Discusión

El exceso de trabajo, las rotaciones foráneas, la falta de disponibilidad de profesores, y las vacaciones en diferentes tiempos, representan obstáculos para que los residentes reciban clases presenciales y cumplan un programa académico. Los VLEs proveen información y herramientas disponibles en cualquier sitio, las 24 horas del día. Existen reportes de educación médica basada en línea desde 1992 (7). La educación por internet continua creciendo y se ha diseminado en las facultades de medicina, enfermería y odontología (8).

El proveer de un programa académico completo a través de un VLE ofrece un importante complemento para la educación del estudiante. Las residencias pueden tener demasiada carga asistencial y dejar poco tiempo para clases presenciales. En muchos hospitales de México, los servicios se encuentran con menos personal de lo ideal y gran parte de la carga de trabajo recae en el residente. Además, en horarios de hospital no se les asigna tiempo específico para estudio o para avanzar en sus proyectos de investigación. Como se observó en la encuesta, es útil ofrecer a los residentes una plataforma para continuar estudiando en casa y en sus tiempos libres.

Han existido dificultades en el desarrollo del VLE en nuestro hospital. En particular, ha sido difícil el involucro por parte de los profesores, quienes no están familiarizados con herramientas en línea y quienes cuestionan la utilidad de un sistema de enseñanza que no requiera contacto personal “cara a cara”. Se han hecho capacitaciones para el uso de Moodle® y se ha ido incrementando el interés por el uso de la plataforma.

El HPS cuenta con internet, pero no con cobertura total del hospital. Existen computadoras en el servicio de Urgencias, en la biblioteca y en el aula de Enseñanza. Además existe una red inalámbrica con cobertura en la mayoría de servicios. Aunque la mitad de los residentes tienen laptop, sería ideal que existiera acceso a la plataforma en cualquier computadora del hospital.

Estamos conscientes de las limitaciones de un sistema basado en línea (8, 9) y sabemos que no puede sustituir muchos aspectos de la educación médica. El enfoque de nuestro programa ha sido el de complementar (nunca sustituir al profesor y a su experiencia) y guiar el aprendizaje de nuestros residentes. El impacto de este método se continuará evaluando a futuro y compararemos los resultados de los exámenes de certificación en los residentes actuales con los egresados previamente, así como el porcentaje de residentes que aplican y son aceptados a programas de subespecialidad. De igual manera, se está planeando tratar de crear cursos en línea que pudieran unificar programas de residencia en diferentes hospitales pediátricos.

Dr. Giordano Pérez Gaxiola
Jefe de la Unidad de Enseñanza e Investigación
Correo electrónico: giordano@sinestetoscopio.com
Hospital Pediátrico de Sinaloa “Dr. Rigoberto Aguilar Pico”
Blvd. Constitución y Donato Guerra S/N Colonia Almada,  Teléfono. (667) 7133523 y 7139004  C.P. 80200.

Dr. Adol Esquivel Guzmán
Post Doctoral Fellow / Researcher at The School of Health Information Science. The University of Texas Health Science Center at Houston, TX.

Referencias bibliográficas

1.Normal Oficial Mexicana. http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/090ssa14.html

2.Archivo del Departamento de Enseñanza. Hospital Pediátrico de Sinaloa “Dr. Rigoberto Aguilar Pico”.

3.Carley, Simon, et al. Developing a virtual learning course in emergency medicine for F2 doctors. Emerg Med J 2007;24:525-528.

4.Plataforma Moodle. http://moodle.org/

5.Sitios usando Moodle. http://moodle.org/sites/

6.Cook, DA, et al. Web-based learning in residents’ continuity clinics: a randomized, controlled trial. Acad Med 2005; 80:90-97.

7.Computer communication for international collaboration in education in public health. The TEMPUS Consortium for a New Public Health in Hugary. Ann NY Acad Sci. 1992;670:43-9

8.Chumley-Jones, HS, et al. Web-based Learning: Sound Educational Method or Hype? A Review of the Evaluation Literature. Acad Med 2002;77(10):s86-93.

9.McHarg, Jane, et al. Availability of a virtual learning environment does not compensate for the lack of a physical facility. Med Teach 2006;28(3):258-63.